Trailer Autorretrato Apropiado, 2014, María José Alós

 Autorretrato Apropiado, 2014, María José Alós

An Appropriated Self-Portrait (eng), 2014, María José Alós

XXX, Capítulo cortometraje, del Autorretrato Apropiado, 2014, María José Alós

The history of sadness, Capítulo cortometraje, del Autorretrato Apropiado, 2014, María José Alós

 

 

We do not remember things, we rewrite memory as much as history is rewritten

Chris Marker

El punto de partida de Autorretrato Apropiado es la convicción de que el fragmento cinematográfico es a la palabra, lo que el material audiovisual es al vocabulario y el archivo fílmico al lenguaje.

 

Es una pieza autobiográfica de video en la que construí un personaje a partir de fragmentos extraídos de muchas películas del cine internacional. Tejí el relato de mi historia personal: pasado, presente y futuro, imaginados y reinventados.

Desde su origen como una idea/semilla en 2005 -hasta su finalización - mi estrategia fue revisitar todas aquellas películas que han marcado mi experiencia de vida; la intención fue dialogar con estos materiales, preguntarles ¿quién soy? ¿qué personaje represento en mi propia historia? ¿qué siento? ¿cómo siento? ¿qué me motiva?

El cine cobró un nuevo sentido para mí, ver las películas se convirtió en mirar un espejo, mirar recuerdos. Al apropiarme de las decisiones y quehaceres ajenos intenté representar los papeles que en la vida “real” no puedo jugar. Para verme desde fuera, a la luz de estos fextractos y recoger una proyección -fiel o no- de mi imagen. Así, pude ser representada por cualquier actriz que se me ocurriera, bajo cualquier circunstancia, valerme de distintos recursos cinematográficos, de grandes narrativas, de valores de producción ajenos, y reutilizarlos.

Mi divisa es la creencia en que si algo o alguien que existe en la imagen, proviene de la realidad: si un personaje cinematográfico es capaz de cualquier acción, decisión, gesto, movimiento, entonces yo también soy capaz. Este proyecto me ayudó a delinear mi identidad, a darle un valor a mi experiencia -como si tuviera el potencial de representación de todas las historias posibles en una, la de cualquiera, la de todos. En la creación de esta pieza observé y analicé los arquetipos y estereotipos de mí misma, al tiempo que me nutrí de nuevas referencias y posibles patrones a seguir.

A través de esta relación con el material audiovisual hice algunos descubrimientos interesantes: como darme cuenta de que en muchas ocasiones utilicé las imágenes como un guión para mi vida. Me basé en los personajes y sus historias para resolver o crear conflictos en el día a día, me acompañé de personajes ficticios más que de personas reales. Observé escenas de familias disfuncionales, hermandad, amistad, amor, desamor, conflicto, crisis de identidad, violencia, adicciones, separación, muerte, duelo, despedida, que fueron asociadas a distintas etapas de la vida. Me relacioné e identifiqué con ellas, me fusioné a la pantalla, haciendo de mi mente un dispositivo programado para localizarme en las coordenadas de otras historias.

Durante poco más de un año y medio vi entre una y seis películas diariamente: en total, revisé más de 500, de las cuales seleccioné 280 para generar un archivo de apropiación cinematográfica personalísimo. En la edición final de Autorretrato Apropiado utilicé fragmentos de más de 150 películas de México, EUA, Francia, Alemania, Finlandia, Noruega, Inglaterra, Suecia, Dinamarca, Japón, España, y otros países.

A diferencia del cine tradicional, esta es una película y un autorretrato construido por medio de la edición: sin la intervención de la cámara, mediante la reutilización de los discursos, voces, personajes, elementos de producción e imágenes ajenas. Es un cine sin guión, en el que se busca una narrativa directamente en las imágenes y el texto: se filma al visualizar materiales y se edita al seleccionarlos. Es cine corporal, cine emocional, estructura onírica, ritual catártico de sanación, película mexicana, película universal.

Personalmente, entiendo y practico la apropiación más como un homenaje que como mero plagio o repetición: me permito utilizar voces ajenas para articular la propia. El pensamiento, la filosofía, las ideas estéticas, el arte, los sonidos, de mis directores de cine preferidos también me pertenece: es tan mío como mi historia personal es suya. Ambos podemos influenciarnos de ésto. El proceso de apropiación permite un ahorro económico, energético y productivo, propone una ecología en la producción de imágenes. Más aún, es para mi un acto social y una declaración política.

En la última fase del proceso de Autorretrato Apropiado fui una espectadora de mi propio trabajo; pude reflexionar sobre sus rasgos distintivos. Pienso que es una pieza única en su especie por el peculiar uso que hago de la apropiación, su estiramiento y la demostración de las muchas posibilidades que ofrece. La estructura es también particular, así como su carácter autobiográfico. Lo que logra un cine intimista a partir de imágenes ajenas.

 

Tengo la impresión de haber creado un ente y un alma únicos a partir de la reescritura, adherencia, sustracción, yuxtaposición, manipulación, y resignificación de las imágenes, los sonidos y demás contenidos que componen esta pieza. El resultado es híbrido, difícil de clasificar: divaga entre los linderos del cine como ficción, es al mismo tiempo un documental, un ensayo cinematográfico, una autobiografía, una pieza de videoarte, una instalación, un largometraje y un conjunto de cortometrajes apilados. Es ante todo, cine hecho por una mujer, personal: una historia contada a partir de fragmentos apropiados con la cual intenté exorcizar mis recuerdos.

María José Alós

Versus Pro

Ornella Delfino Foglia, María José Alós & Fabián Ávila (Neural Xolotl)

edición de video: Ulises Barreda

  • Mar
  • María José Alós, Vimeo